Rosaena Belmonte, además de tener un grado en turismo y hablar varios idiomas, se formó como ATV. Llegó al hospital veterinario 4 de Octubre para hacer prácticas y se quedó para formar parte de nuestro equipo.